Vida de Perros » Post 'Esterilización: perros machos.'

Esterilización: perros machos.

De una forma u otra, a todos nos afecta la sobrepoblación animal. No es solo el ver a los animales en las calles, desnutridos y moribundos, también es un problema de salubridad y bienestar. Mientras más grande sea la población de animales abandonados y no deseados, mayor será el índice de rabia, mordidas de perros, ataques de gatos, accidentes de auto o abuso animal.
Cada año cientos de perros llegan a albergues o a centros antirrábicos y sólo un 15% de ellos es adoptado o regresado a sus dueños. El resto tiene que sacrificarse. Todo este proceso requiere organización y dinero, dinero que a fin de cuentas sale de nuestros impuestos así que aunque no te gusten los animales y jamás hayas tenido mascotas, aún así el problema también es tuyo.

Pero todo esto tiene una solución aplicable y realista: la esterilización.

¿Cómo es la esterilización en perros machos?
Técnicamente, la esterilización para perros machos consiste en remover los testículos y también se conoce como castración. Es mejor realizar este procedimiento en perros jóvenes pero  por su bajo riesgo es factible llevarla a cabo incluso a los 7 u 8 años de edad.

El mayor beneficio para tu perro es que ya no será susceptible al cáncer testicular o de próstata. Una esterilización temprana también elimina el riesgo de hernias perineales y tumores en el pene. Un perro esterilizado será menos propenso a vagar por las calles o escapar de casa y correr el riesgo de ser atropellado. También tiene un carácter más estable ya que sus niveles hormonales se mantienen constantes. En general será más longevo y sano.

La esterilización en perros machos incluso ayudará a disminuir la necesidad de marcar el territorio, incluyendo las áreas internas de la casa y disminuye también la agresividad al eliminar la producción de testosterona. Un perro que fue esterilizado joven será mucho más tranquilo dentro y fuera de la casa. No necesitará buscar una pareja, reduciendo riesgos de accidentes en la calle por autos, peleas con otros machos o de extravío.

Mi recomendación es hacerle el procedimiento a tu perro en el mejor lugar posible. Puede ser caro, pero vas a evitar gastos posteriores en caso de una complicación. Infórmate bien antes de realizar la operación, sobre todo acerca de los cuidados que tú deberás darle a tu perro una vez que regrese a casa.

El procedimiento para machos es como sigue: (el procedimiento aquí descrito puede cambiar según necesidades individuales)
Normalmente el veterinario va a pedirte que mantengas a tu perro en un ayuno de 12 horas antes de la operación. Justo antes de la operación se le da un agente pre-anestésico y se le inyecta una anestesia ligera. A continuación se le inserta un tubo, por la tráquea, de anestesia en gas para mantener el nivel necesario durante la cirugía. Una vez que el perro está inconsciente el veterinario o algún enfermero rasura y desinfecta la zona de la incisión. Durante la operación los signos vitales de la mascota son monitoreados y tanto el instrumental como los veterinarios deberán observar una higiene absoluta.

La esterilización de machos (o castración) es un procedimiento sencillo. Se hace una incisión de entre 2 y 4 cm. en la piel frente al escroto, se prensan con tenazas las venas y arterias que alimentan de sangre a los testículos y se suturan permanentemente. Posteriormente se remueven los testículos cortándolos. La incisión se cierra con una sutura. Aunque el perro estará consciente en un par de horas generalmente se quedará toda la noche con el veterinario.

Al regresa a casa te van a recomendar reposo moderado por los próximos 8 a 10 días así como una receta de antibióticos para prevenir cualquier infección. NOTA: No debe existir ningún tipo de descarga de fluidos provenientes de la incisión, de ser así ve de inmediato con tu veterinario. Normalmente los machos pueden salir a caminar con correa, debes evitar correr con ellos o que hagan actividades bruscas ya que pueden abrir las costuras. Si tu perro recién operado debe permanecer solo en casa sin vigilancia, te recomendamos el uso de un cono (o collar isabelino) para evitar que arranque o deshaga las costuras ya que le van a provocar comezón.

En un lapso de 8 a 10 días la incisión deberá estar completamente cerrada y cicatrizada. Las costuras deberán ser removidas por el veterinario a menos de que se disuelvan solas. En este punto deberás llevar a tu perro a una revisión para que sea dado de alta. Normalmente es recomendable llevarlo a otra revisión al año de la operación.

Respuestas a comentarios frecuentes:

  • Pero engordan, ¿no?

No. Los perros esterilizados no suben de peso ni se vuelven flojos mientras no los sobre alimentes y los sigas ejercitando, es decir, no les cambies el régimen de vida ni las costumbres de juego y ejercicio. Recuerda que todos los perros necesitan mucho ejercicio y de manera constante.

  • ¿Les cambia el carácter?

En caso de que haya un cambio será para mejorar. Tu perro será menos agresivo y tendrá una mejor personalidad.

  • Me preocupa que mi perro sea anestesiado.

Es cierto que hay riesgos pero las anestesias usadas por veterinarios están hechas especialmente para perros. Un buen veterinario te va a sugerir hacerle un checkup completo a tu perro antes de cualquier cirugía, aún si se trata de una limpieza dental. Este puede ser un buen parámetro para definir si el lugar donde vas a operarlo es de confiar o no. Muchos veterinarios ya usan equipo especializado como monitores cardíacos y de ritmos respiratorios para segurar el bienestar de tu perro.

Una esterilización es un procedimiento que se realiza una única vez así que sé exigente, no escatimes y asegúrate que sea realizado a la perfección.

Pictures downloaded from Flickr Creative Commons, by Usonian & Janinephoto.

Bookmark and Share

206 Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2008-2011 Vida de Perros is powered by WordPress