Vida de Perros » Post 'Tu perro, las alergias y el asma'

Tu perro, las alergias y el asma

dogsbyloriSi alguien en tu familia tiene asma, tal vez estás pensando en deshacerte de tu mascota (perro o gato). Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, el pelo del animal probablemente no es el culpable. En este artículo presentamos un poco de información sobre el asma, la influencia del pelo de animales en esta enfermedad, y alternativas para una mejor convivencia entre una mascota y una persona asmática.

El asma es “una enfermedad crónica consistente en inflamación de las vías respiratorias”. Se caracteriza por los conocidos episodios de “sibilancias, dificultad respiratoria, opresión torácica y tos.”

Las manifestaciones del asma se dan en respuesta a numerosos estímulos desencadenantes tanto endógenos (internos a la persona), como exógenos (del ambiente). Desde luego, uno de los estímulos más comunes, al menos según los médicos y el conocimiento popular, son las mascotas. Esto resulta en una gran cantidad de mascotas que son dadas en adopción o abandonadas bajo indicación médica cuando algún miembro de la familia sufre de asma.

Como comentamos al principio, el pelo del animal probablemente no es el culpable. Sin embargo, la caspa (escamas de piel), la saliva, la orina y las plumas de los animales pueden provocar reacciones alérgicas. Además, aunque el pelo en sí no es un problema, sí puede acumular ácaros, polvo, polen y otros agentes que son los que generan los episodios de asma.

Cualquier animal de sangre caliente genera estas proteínas susceptibles de causar alergias y asma, incluso aquellos que tradicionalmente se consideran “hipoalergénicos”, como los perros poodle y sus cruzas, y los perros y gatos sin pelo. Recordemos que los alérgenos vienen, por ejemplo, de la saliva y caspa que se genera a partir de la epidermis, no del pelo.

beverly&packLa primera recomendación de los médicos, y la primera reacción de la familia ante un diagnóstico de asma, es dar en adopción o abandonar a la mascota. En Vida de Perros recibimos una enorme cantidad de avisos de adopción de mascotas a causa del asma. Y dependiendo de la gravedad del cuadro asmático, es posible que retirar al animal de la cercanía de la persona enferma sea la única solución. Pero tomando en cuenta las características del asma y alergias como las comentamos anteriormente, y considerando que el tener una mascota implica una responsabilidad y parte de esta responsabilidad es hacer lo posible por dar a la mascota un hogar estable y no abandonarla, vale la pena realizar el esfuerzo y adaptaciones necesarias para que la mascota no se vea separada de su familia y hogar.

Hay varias medidas que se pueden tomar para reducir la cantidad de alérgenos y la exposición de la persona enferma a los mismos:

  • Consultar con el médico, y con un veterinario, sobre medidas a tomar para poder conservar a la mascota. Recuérdese que la mayoría de los médicos no están entrenados respecto a la convivencia de mascotas con personas con asma. Si el médico no presenta ninguna alternativa, busca una segunda opinión.
  • Limitar la exposición del enfermo a las mascotas, por ejemplo, evitando que las mascotas entren en la habitación y áreas de juego del enfermo. El tener áreas “libres de alérgenos” en la casa puede ser de gran ayuda.
  • Mantener la cama o muebles de la mascota limpios. Gran parte de la caspa que se desprende cae en los lugares donde la mascota pasa más tiempo, y esto genera ácaros y otros alérgenos.
  • Consultar con el médico respecto a un régimen de medicamentos para controlar los síntomas.
  • Evitar que la persona enferma toque a la mascota.
  • Aspirar regularmente, particularmente las alfombras o tapetes, y también evitar estos últimos pues acumulan alérgenos, no sólo de la mascota sino de otras fuentes.
  • Limpiar el pelo de la mascota regularmente, tanto de muebles y otras superficies, como de la mascota misma, utilizando un cepillo para remover el pelo suelto.
  • Bañar a la mascota frecuentemente, esto reduce la cantidad de caspa y alérgenos atrapados en su piel. Se debe consultar antes con el veterinario para que recomiende un buen producto y una frecuencia de baño adecuada: si se baña demasiado frecuentemente a la mascota, puede tener problemas o enfermedades en la piel.
  • Comprar un purificador de aire con filtro HEPA. Esto es particularmente efectivo si se coloca en la habitación del enfermo y se cierra la puerta para dormir, ayudando a reducir la cantidad de alérgenos por la noche.
  • Lavarse las manos después de tocar a la mascota, esto aplica para otros miembros de la familia para evitar que lleven alérgenos a la persona enferma.
  • Preguntar al médico sobre inmunoterapia, que permita al enfermo desarrollar una resistencia al alérgeno.

MattMillerTambién se debe tener en cuenta que deshacerse de la mascota no resolverá el problema de asma inmediata ni definitivamente. Los síntomas de asma pueden continuar hasta por 6 meses debido a la acumulación de alérgenos; incluso es posible que la fuente principal de alérgenos no sea el animal, en cuyo caso se le habrá abandonado en vano. También téngase en cuenta que la separación de una mascota de la persona enferma (usualmente un niño que puede estar apegado a ella) tiene un impacto emocional importante.

Por todo lo anterior, recomendamos que separarse de la mascota sea un último recurso, luego de haber intentado todas las medidas anteriores y esperar un tiempo razonable para permitir que la reducción de alérgenos surta efecto y aminoren los síntomas de la enfermedad.

Para más información ver: kidshealth.org, Alergia a las mascotas, Dr. Robert.

Fotos tomadas de Flickr.com, gracias a Beverly & Pack, Matt Miller y a Dogs by Lori por publicarlas como creativecommons.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2008-2011 Vida de Perros is powered by WordPress