Ayuda a un perro, sabemos que esto no cambiará al mundo pero al menos, para ese perro el mundo cambiará por siempre.
Contacta a tu albergue más cercano. Esteriliza a tu mascota.

Discriminación: sí, los perros también la sufren.

Hace un par de semanas un amigo muy cercano, a quien tengo por inteligente y abierto, me preguntó dónde podía comprar un perro de talla mediana, pues su chica y el querían uno.
Mi respuesta -claro- fue que no lo compraran sino que lo adoptara y le pasé una lista de links de albergues y asociaciones canófilas donde podría encontrar alguno. Luego de revisarlas su respuesta fue: ¿Y no tienes alguna recomendación de perros sanos, que no les falten partes o bonitos, no como los que tienen en esos lugares?
La verdad es que la discriminación la vivimos a diario y en muchos ámbitos, es cierto que vamos a preferir las cosas bellas –incluidos los perros- a algo que no percibimos como tal. Es normal, así somos naturalmente PERO también creo que los seres humanos tenemos la capacidad de razonar nuestras acciones, decisiones y actitudes para encaminarlas hacia buenas acciones.

Si de la vista nace el amor…
Te propongo un juego, observa las fotos de estos bellos perritos, ¿cuál de ellos estarías dispuesto a adoptar? Una vez que hayas decidido dale click a la foto de tu elección.

grayhound

china

poodle

Ahora cuéntame: ¿cambió tu percepción?
No es un asunto de dejar de admirar lo bello y sonreír por lo tierno pero sí es importante el reflexionar en hacer el bien y lo correcto, ayudar y favorecer a los meas necesitados. Ellos también necesitan un hogar. Créeme que los dueños de perros viejos, criollos, enfermos o mutilados que he conocido los quieren y cuidan tanto o más que dueños de perros de raza pura.

Participa en nuestra encuesta:

¿Estarías dispuesto adoptar a un perro...?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...

Fotos encontradas en Creative Commons de Flickr, son propiedad de: clarkmaxwell, russell.willmoth y metalman777.

¿Qué hacer si perdiste a tu perro?

Lo más importante es actuar rápido.

Si tu perro tiene un chip de identificación, localiza a tu veterinario y pide que lo boletine.

Pon carteles en una zona de 3 km. a la redonda de tu domicilio. Los datos que debes incluir son: Foto reciente y clara del perro, su nombre, una descripción física que resalte alguna seña en particular, la fecha en que se perdió, la zona en la que se perdió y los teléfonos donde pueden comunicarse contigo así como una dirección de lostvdp1correo electrónico. Si vas a dar una recompensa a quien te informe sobre el paradero de tu perro, puedes incluir esa leyenda pero no pongas la cantidad.

Usa una tipografía que sea fácil de leer y si puedes hacer las copias en papeles fosforescentes o colores fuertes, es probable que llamen mucho más la atención.

Algo que me parece muy útil es dejar en la parte inferior del cartel, un espacio donde pongas el nombre del perro y el teléfono en pequeñas tiras que cortes previamente con cutter y que la gente pueda arrancar y llevarse consigo

También debes usar frases que atraigan y se queden en la mente de la gente como: ¡Su familia la extraña mucho! ¡Mis hijos no dejan de llorar por él! ¡Ayúdala a regresar a su casa, la queremos mucho! y especialmente en casos de perros grandes, tienes que dar a entender que tiene un carácter dulce, así si alguien lo ve no va a tener miedo de acercarse y ayudarlo.

Puedes visitar a los veterinarios cercanos y contarles sobre tu perro perdido, usualmente podrás pegar en sus consultorios el cartel. Ellos te pueden decir qué antirrábicos hay cercanos para que busques también a tu perro allí y puedas dejar carteles. Puedes hacer lo mismo en tiendas especializadas como +Kota y otras similares.

Recuerda que los perros son animales de hábito, si están acostumbrados a ciertos parque o paseos es probable que regresen a esos lugares. Pon carteles en los lugares que acostumbran visitar y da vueltas periódicas en los horarios en que solían estar allí.

Otro recurso es subir los mismos datos que incluiste en el cartel en los sitios de internet que enlisto a continuación, pero recuerda que es mucha menos gente la que tiene acceso a estos sitios específicos que la que puede leer un cartel en la calle.

Links para dar de alta a un perro perdido en México:

Espero de todo corazón que esta información te sea de utilidad en el caso de que tu perro se extravíe y sobre todo que regrese a su hogar lo antes posible.

¡No pierdas a tu perro!

Hace unos días, en un paseo con mis perros por un parque, encontré este letrero. En él aparece el nombre del perro, lo que indica que tenía una placa de identificación en el collar, pero no incluía ningún otro dato. El resultado: que la persona que lo encontró no pudo devolverlo a su dueño y ahora depende de este cartel para lograr reunirlos.

Un perro puede caminar hasta 42 km en un sólo día. Un perro que está asustado no sólo caminará sino que correrá, se desorientará y no marcará el camino como debe, lo que hace mucho más fácil para él extraviarse. Una vez que un perro – ya sea por descuido o accidente- sale de su casa, las primeras horas son cruciales para poder encontrarlo nuevamente.

Si los perros hablaran…
De lo primero que debes asegurarte es que tu perro lleve consigo tus datos de contacto, principalmente su nombre y el teléfono al cual pueden llamarte.
La manera más rápida y económica -alrededor de $50.00 pesos mexicanos- es hacerles una placa para collar que incluya el nombre del perro y de preferencia un celular y un teléfono de casa, así si el celular se pierde o si lo cambias, siempre habrá un teléfono alterno para que se comuniquen contigo. Hace algunos años también era usual poner en la placa el nombre y dirección del propietario pero, actualmente, con la inseguridad de que se vive en México, no te lo recomiendo.

Hoy en día, la tecnología avanza a pasos agigantados en todos los ámbitos, incluso en el de localización para perros extraviados. La empresa Avid comercializa en México chips, del tamaño de un grano de arroz, que se insertan por medio de una jeringa estéril y de manera subcutánea, entre los omóplatos de cualquier perro o gato sin importar si tiene pedigree o no.
El chip incluye los siguientes datos:

Sistema Avid: Lector y jeringa con chip/

Sistema Avid: Lector y jeringa con chip.

  • Propietario
  • Contacto alterno
  • MVZ tratante y corresponsable
  • Datos generales de la mascota
  • Número de chip implantado

Los datos se integran a la base de datos de Locacan, junto con el numero del chip. El número del chip es legible por medio de un lector y una vez recuperado el número, por medio de una llamada telefónica, Avid puede acceder a los datos del perro y el dueño. Puedes conseguir este chip con tu médico veterinario, el costo está entre $1,000.00 y $1,200.00 pesos mexicanos y no se necesita anestesia ni ningún cuidado especial. Es un procedimiento rápido y seguro.

¿Cómo funciona Locacan? Si tu mascota se pierde deberás notificar a tu veterinario ya que por seguridad sólo él podrá pedir los datos a Avid. A su vez Avid lo boletina  y manda listas mensuales a médicos veterinarios y antirrábicos. Si el perro llega a un antirrábico o es llevado a otra clínica veterinaria podrá ser identificado por medio del chip.
La Federación Canófila Mexicana es el otro lugar que inserta chips de identificación en México. Además tatúa a los perros para dejarles una marca de registro visible, generalmente en la parte interna del muslo, en la parte menos peluda. La marca de chips que usa es la misma, Avid, pero el requisito principal es que el perro sea de raza pura. Los perros con chip de la Federación también pueden incorporarse al servicio de Locacan y entrar a la base de datos.
El chip de identificación es una manera mucho más segura de que tu perro regrese a ti y no sea sacrificado. Te recomiendo leer el artículo de Control animal en Halifax que está en la sección Noticias. Espero que México llegue a esos niveles de control en algún momento y sé que con la ayuda de  estrilización, adopción y el registro de mascotas podremos evitar muertes innecesarias.

Tips para llevar a casa a un perro adoptado

Esta entrada es una traducción de “Tips On Bringing Home A Shelter Dog” publicado en Dogster.com.

Lleva a cabo una reunión familiar para establecer las reglas para los cuidados del perro. ¿Va a poder subir a los sillones,  a la cama o entrar a todos los cuartos de la casa? ¿dónde va a dormir y a comer? ¿quién va a ser responsable de alimentarlo? ¿quién va a sacarlo de paseo y a limpiar sus deshechos? Como familia, deben ser consistentes en sus decisiones o van a confundir al perro, lo que generalmente resulta en que el perro tome sus propias decisiones y cause tensiones innecesarias, que pueden llevar a comportamientos no deseados.

Consigue de antemano todos los artículos que tu perro va a necesitar: placas de identificación, un collar y una correa de 1.82 cm, tazones de comida y agua, comida, juguetes de perro, una jaula y cama, y las herramientas para su cuidado diario.

Planifica recibir tu perro nuevo en casa un fin de semana o cuando puedas estar en ella durante un par de días. Necesitas ese tiempo para que se conozcan uno al otro y para establecer las reglas a seguir y una relación basada en la confianza.

Justo antes de traer el perro a casa, llévalo de paseo para cansarlo un poco. Las caminatas, a parte de ser un buen ejercicio, son una buena herramienta de entrenamiento y sirven también par establecerte como el líder de la jauría.

Establece las Reglas Básica desde los Primeros Días: Primero, limita el espacio del perro a un sólo cuarto de la casa. Permítele familiarizarse con los olores y ruidos de su nueva casa. Trata de limitar tu tiempo fuera de casa durante esos primeros días; el que pases tiempo con él le va a ayudar a sentirse más cómodo en su nuevo hogar.

Mantén a tu perro con la correa durante las primeras semanas cuando estés con él par que puedas enseñarle de inmediato qué comportamientos son aceptables y cuáles no.

Espera sufrir accidentes de baño caseros. Tu perro está en un territorio nuevo y se encuentra en proceso de establecer una nueva rutina, así que es muy probable que ocurran accidentes. Pregunta al albergue del cual provino, al veterinario o a tu entrenador local respecto a entrenamientos caseros. La clave es ser consistente y mantener una rutina.

A los perros, por instinto, les gusta anidar y una jaula es el lugar ideal para que tu perro duerma y pueda descansar de los trajines de la casa. Una jaula también facilita el entrenamiento casero y el entrenamiento en general, sin embargo, debes limitar el tiempo que tu perro esté en su jaula. La jaula debe ser lo suficientemente espaciosa para permitir que tu perro esté de pie, gire y se acueste cómodamente. Una buena alternativa a una jaula es alguna parte de tu casa a prueba de perros, como una terraza o el cuarto de lavado. Puedes usar una puerta de bebé o de perros para separar esta área del resto de la casa.

La mayoría de los perros de albergue cuentan con las vacunas básicas e incluso pueden estar esterilizados. Es importante que tu perro se haga un chequeo general por un veterinario durante la primer semana de haber sido adoptado.

Durante los primeros días mantén las visitas de invitados limitadas para permitir que tu perro se familiarice con su nueva familia. Cuando tengas invitados pídeles ayuda para entrenarlo, diles que no le presten atención hasta que esté tranquilo. Una forma de hacerles saber esta petición es poner un letrero en la entrada de tu casa diciendo que tienes un perro nuevo que está en proceso de entrenamiento.

Un Perro Entrenado Logra Un Vínculo Humano-Canino Feliz:
Busca una guía para entrenar a tu perro. Un perro bien entrenado es un perro más feliz y una maravilla para tener como compañía.

Los perros necesitan un líder, si no tienen uno tratarán de convertirse en él, lo que puede ocasionar diversos problemas de comportamiento. Por tanto, tú y todos los  miembros de tu casa (con excepción de los menores de 12 años) deberán ser los líderes de la jauría. Practica las normas de obediencia canina, establece reglas y aplícalas de forma consistente y tranquila, felicita el buen comportamiento de tu perro. De esta forma te va a ver como el líder de la jauría y establecer un vínculo contigo de manera rápida.

Es impresionante lo rápido que los perros aprenden lo que está permitido hacer y lo que no lo está. Los perros tienen su propio lenguaje y, una vez que lo entendemos, podemos comunicar mejor lo que esperamos de ellos.

Un Gran Futuro:
¡Nos quitamos el sombrero ante ti por haberle dado un hogar a un perro de albergue! Tu paciencia y el entrenamiento que le des ayudarán a crear un vínculo que los premiará a ambos durante años por venir. Con el equilibrio correcto de disciplina, comprensión y afecto, tu perro de albergue se convertirá en un compañero leal, agradecido y cariñoso.

Pictures by Sireloka, simplycute becka’s, Bermudi & Ben_Romberg from Flickr’s Creative Commons

La increíble historia de Wheelie Boy BabybearMR

Wheelie Boy BabybearMR es un Yorkshire Terrier de 4 años de edad que está paralítico. Se fracturó el cuello al brincar del regazo de su dueña y a partir de entonces su vida ha sido una increíble historia de amor, lucha y fortaleza.
El problema se originó por un defecto congénito en el cuello del cual, ni la dueña ni el veterinario estaban enterados, a pesar de que ya había tenido problemas con el cuello. En ocasiones anteriores, el diagnóstico siempre había sido un nervio oprimido por los discos de la columna, y la cura medicamentos.
Esa había sido su vida hasta el día en que brincó de las piernas de su dueña y al caer dio un aullido tan raro que de inmediato su dueña supo que había algo mal. Al tratar de recogerlo Babybear tuvo un ataque, de pronto quedó paralizado y su lengua se volvió azul. Por suerte también estaba su dueño quien le dio respiración boca a boca mientras lo llevaban al hospital veterinario.
Cuando llegaron, los doctores les dijeron que un minuto más y Babybear habría muerto. Luego de tomar muestras de sangre, placas de rayos x y hacer otros estudios el veterinario preguntó a los dueños si querían hacer todo lo posible por salvarlo, aunque esto significara un gasto fuerte. La respuesta fue sí.
Sin embargo las predicciones no eran nada buenas ya que aparte de los problemas en el cuello, los análisis mostraron trastornos severos en el hígado por lo que el veterinario no dio ninguna esperanza. La familia decidió llevar a Babybear a casa, para que estuviera cómodo y con la gente que lo quería en su últimos momentos.
Fue un fin de semana difícil, Babybear apenas comía por medio de un popote, su dueña no lo dejó ni un instante y lo peor del caso, si Babybear sobrevivía hasta el lunes, el veterinario les había comentado que  tendrían que decidir que hacer respecto a él, es decir optar por la eutanasia.
Babybear sobrevivió, así que sus dueños hicieron una cita para dormirlo, sin embargo, ambos estaban desconsolados e incluso sus hijos vinieron a verlo y a despedirse de él. Después de platicarlo, la familia tomó la decisión de consultar a otro veterinario, esta decisión le salvaría la vida a Babybear.
El nuevo veterinario descartó el problema en el hígado y diagnosticó Inestabilidad Atlantoaxial, un defecto congénito donde las 2 primeras vértebras cervicales no están bien sujetas, por lo que era necesario tomar más placas. Lo que estas demostraron fue que Babybear tenía roto el cuello, el veterinario no entendía cómo podía estar vivo ya que internamente estaba completamente decapitado. Para salvar la vida de Babybear reomendó una operación para asegurar el cuello con clavos; una operación riesgosa, cara y no había manera de asegurar el éxito de la misma, sin embargo era la única opción.
La familia de Babybear decidió correr el riesgo, juntó el dinero y justo en el traslado al hospital para la cirugía Babybear perdió el conocimiento de nuevo, hubo que volver a darle respiración boca a boca y al revivirlo empezaron una serie de problemas de incontinencia que forzaron al hospital a posponer la cirugía hasta tenerlo estable. Luego de estabilizarlo, finalmente pudieron proceder a la operación.
Babybear llevaba para entonces 5 días sobreviviendo con el cuello enteramente cercenado por dentro. La operación fue un éxito, el cuello de Babybear fue sujetado con alambres y cemento para huesos. Babybear dejó el hospital junto con instrucciones de terapia y medicamentos. En este punto estaba tan débil que la única manera de alimentarlo era con una jeringa. A las 8 semanas tuvo su primera revisión, el veterinario dijo que estaba muy bien y pregunto que si ya estaba caminando. La respuesta fue no. Sin embargo podía parase en las patas traseras donde había un músculo firme pero al parecer estaba perdiendo todo en la parte delantera del cuerpo. La recomendación fue probar con una nueva terapia acuática.
La nueva vida de Babybear y su dueña consistía ahora en terapia física 3 veces a la semana y acuática 2 más en la tina de la casa, medicamentos e investigación respecto a cómo ayudarlo a tener una vida “normal”. Así fue como encontraron, en internet, la ayuda de una comunidad cada vez mayor de amantes de los perros. Especialmente de dueños de perros con desventajas o problemas físicos. Allí, se enteraron que la dueña de un perro que usaba una silla de ruedas la estaba donando pues su perro había muerto recientemente. La silla tuvo que ajustarse y en un primer momento no le gustó a Babybear, pero entre su dueña y su veterinario buscaron la manera de ayudarlo. También hubo que ponerle un sujetador para la cabeza ya que Babybear no podía mantenerla arriba por sí mismo. Al mismo tiempo comenzaron una terapia de acupuntura para él.
Todas estas terapias combinadas con el amor y la perseverancia de sus dueños han logrado no sólo prolongar la vida de Babybear sino conseguir pequeños adelantos en su recuperación. Se han necesitado una nueva cirugía para realinear el soporte de cuello, una nueva terapia acuática, una nueva silla de ruedas, masajes diarios, pañales y mucha paciencia para que hoy en día Babybear lograra dar algunos pasos por solo y ahora, para ayudarlo a tener mayor fuerza en las patas, en lugar de usar sus “llantas” usa un soporte de tela. Es muy probable que con los cuidados, empeño y el amor de su familia Babybear vuelva a caminar algún día. Probablemente nunca volverá a ser el perro que era antes de su accidente pero todos y cada uno de los esfuerzos de las personas que se han involucrado en su vida han sido recompensados por el inigualable amor que Babybear les retribuye día a día.
Esta increible historia continúa día a día, si quieres saber más de Wheelie Boy BabybearMR visita su blog personal en Dogster.com

Esterilización: perros hembras

La conclusión obvia para el control de la sobrepoblación canina es controlar la natalidad y la mejor manera para asegurar que se lleve a cabo es la esterilización. Ya he hablado anteriormente respecto a los problemas que los perros callejeros enfrentan y sobre que estos problemas se extienden a un ámbito de seguridad y salubridad.
En esta entrada voy a discutir los aspectos de la esterilización en perros  hembras, como siempre te recomiendo buscar la mejor atención veterinaria que te sea posible e informarte ampliamente respecto al procedimiento, la preparación y los cuidados que tu mascota va a necesitar.

La esterilización en hembras u  ovariohisterectomía (OVH) es un procedimiento mucho más invasivo que el de esterilización en perros macho ya que es necesario abrir varias capas de piel y músculo, extraer un órgano interno completo y suturar en varias capas tanto internas como externas. Por todo esto los cuidados postoperatorios serán mucho más complejos así que lo más recomendable es que planees intervenir a tu perra en un periodo vacacional para que puedas estar con ella al menos los 4 días posteriores a la operación.
Una ovariohisterectomía (OVH) consiste en la extracción completa del canal reproductivo de la hembra, esto incluye: los ovarios, las trompas de falopio y el útero. Este procedimiento no sólo previene el embarazo, también elimina los ciclos de celo al remover la fuente de producción de las hormonas, estrógenos y progesteronas.

Riesgos:
Como todo procedimiento quirúrgico puede haber riesgos luego de la operación como complicaciones con la anestesia, hemorragias o infección. Estos riesgos son bajos en una esterilización rutinaria pero pueden incrementarse en perras con algún factor preexistente.
En perros esterilizados, tanto machos como hembras, se duplica el riesgo de adquirir osteosarcoma en comparación con perros intactos. También hay un incremento en el riesgo de cáncer en las vías urinarias.
Algunas hembras esterilizadas pueden desarrollar problemas de incontinencia urinaria.

Ventajas:
Una OVH elimina prácticamente toda la reproducción de hormonas y esto es una de las mayores ventajas ya que las hormonas tiene efectos indeseables como los descritos a continuación.

  • Durante el ciclo de celo se originan problemas de higiene y comportamiento. Las perras buscarán de forma activa e insistente a los machos, lo que se traduce en escapes de su casa, poniéndolas en riesgo del tráfico, peleas y otros animales. Es común que cuando una perra entra en celo, alrededor de su casa, se reunan machos, orinando y ensuciando con heces como parte del protocolo de dominación. Aunado a esto está el problema del sangrado que dura entre 4 y 13 días.
  • El cáncer de mama es causado por la producción de estrógenos, también es un factor de tumores malignos en perros. Esterilizar a tu perro antes de su primer celo es la mejor manera de reducir las posibilidades de este tipo de cáncer, los estudios estiman un 0.05% de riesgo en perros operados antes del primer celo, 8% después del primer celo y un 26% después del segundo celo.
  • Hay un riesgo inminente de tumores en los órganos reproductivos que lógicamente se eliminan al realizar una OVH.
  • Muchas hembras tienen infecciones urinarias que pueden ser recurrentes que pueden deberse a una enfermedad uterina llamada piometra y aparecer luego de los ciclos de celo. En esta enfermedad el útero se expande y llena de pus. Si no se detecta a tiempo es una enfermedad mortal y su tratamiento puede requerir el uso de una terapia hormonal cara o recurrir a una OVH muy compleja y riesgosa. En estos casos  los daños a riñones y corazón pueden ser fatales o presentar problemas de por vida, aún al haber extraído el útero infectado.
  • Justo después del ciclo de celo, algunas hembras sufren de embarazos psicológicos, en estos casos, aún sin haber sido montadas, el cuerpo cree que está embarazado gracias a estímulos hormonales incorrectos. La perra puede presentar hinchazón en el abdomen o en las glándulas mamarias e incluso producir leche. En casos extremos las hembras anidan y acurrucan juguetes contra sus cuerpos. Los trastornos en estas hembras no tiene un efecto a largo plazo ya que los efectos desaparecen una vez que las hormonas regresan a sus niveles apropiados pero, en algunos casos, pueden desencadenar mastitis -infección en las glándulas mamarias-, metritis -infección en el útero- o incluso piometra. La esterilización es ámpliamente recomendable para hembras que tienen embarazos psicológicos frecuentes.
  • En los perros el pelaje no crece de manera continua, tienen fases de crecimiento (anágena) y de reposo (telágena). El estrógeno que se incrementa durante el celo, inhibe la fase de crecimiento por lo que la mayoría del pelaje se estanca en la fase de reposo. El pelaje en la fase de reposo se pierde fácilmente pues están apenas anclados. En los ciclos de celo el pelaje de las hembras se vuelve delgado, pierde color e incluso deja parches de piel expuesta. Además, en algunos casos las hembras nunca desarrollan un pelaje normal a causa de los ciclos hormonales.

Cuidados postoperatorios
Sigue las indicaciones de tu veterinario en cuanto a los alimentos y a los medicamentos. Recuerda que una OVH es una operación mayor que involucra penetrar en varias capas de piel y músculo así como retirar un órgano entero. Al mismo tiempo, es difícil mantener el reposo en un perro muy activo y debes considerar que evitar esfuerzos que lleven a romper los puntos de sutura es lo más importante. De otro modo puedes toparte con casos extremos de evisceración que deberán atenderse de inmediato.
En este sentido, es el dolor el que le indica a un perro a mantenerse tranquilo, así que consulta con tu veterinario la posibilidad de reducir o retirar los analgésicos en caso de que tu perra esté muy activa, como una forma de obligarla  permanecer en reposo. Usa un collar isabelino para evitar que se lama o arranque los puntos.
Una vez que tu perra llegue a casa, lo más importante es mantenerla tranquila y cómoda durante las primeras 24 a 26 horas. Una cobija o cama a las que esté acostumbrada y una temperatura templada serán piezas claves de la recuperación. Es muy probable que prefiera dormir y descansar a que la estés acariciando, en algunos casos no querrá que la toque ya que se siente herida, pero tenerte cerca seguramente será tranquilizante.
En un par de días tu perra debe sentirse lo suficientemente bien como par querer salir a caminar y en los cuatro días siguientes a la operación vas a necesitar mucha paciencia e ingenio para tratar de controlarla ya que en al menos 10 o 14 días no debe correr, brincar o jugar brusco.
Debes revisar la incisión y costuras diariamente para ver que no tengan ningún síntoma de infección o inflamación. En caso de que veas algún fluido o enrojecimiento llama a tu veterinario.
Usualmente en 15 días tendrás que llevarla a revisión para que remuevan los puntos y la den de alta. Las costuras internas se absorben durante los 6 meses siguientes.

Una esterilización en hembras tiene muchas ventajas que van desde razones médicas al control del problema de la sobrepoblación canina. Como dueño consciente se puede decidir simplemente no cruzar a la hembra y evitar la sobrepoblación sin necesidad de una OVH, pero al realizarla hay también una ganancia de calidad de vida y longevidad. Como siempre, evita los riesgos innecesarios informándote y buscando opiniones de veterinarios calificados antes de realizar cualquier intervención.

Fotos encontradas en Creative Commons de Flickr, son de Dog-Farm, ten safe frogs y skittles2k6.

Pretextos tontos para cruzar a tu perro.

Ilustraciones de Shmoomeema en flickr.com creative commons.

[Una vez que mis hijos presenciaron el milagro de la vida, llevamos a los cachorros a un albergue para que pudieran encontrar buenas casas.]

[Como tiene pedigree haremos una fortuna vendiendo sus cachorros.]

[Tienes que cruzarlos al menos una vez.]

Esterilización: perros machos.

De una forma u otra, a todos nos afecta la sobrepoblación animal. No es solo el ver a los animales en las calles, desnutridos y moribundos, también es un problema de salubridad y bienestar. Mientras más grande sea la población de animales abandonados y no deseados, mayor será el índice de rabia, mordidas de perros, ataques de gatos, accidentes de auto o abuso animal.
Cada año cientos de perros llegan a albergues o a centros antirrábicos y sólo un 15% de ellos es adoptado o regresado a sus dueños. El resto tiene que sacrificarse. Todo este proceso requiere organización y dinero, dinero que a fin de cuentas sale de nuestros impuestos así que aunque no te gusten los animales y jamás hayas tenido mascotas, aún así el problema también es tuyo.

Pero todo esto tiene una solución aplicable y realista: la esterilización.

¿Cómo es la esterilización en perros machos?
Técnicamente, la esterilización para perros machos consiste en remover los testículos y también se conoce como castración. Es mejor realizar este procedimiento en perros jóvenes pero  por su bajo riesgo es factible llevarla a cabo incluso a los 7 u 8 años de edad.

El mayor beneficio para tu perro es que ya no será susceptible al cáncer testicular o de próstata. Una esterilización temprana también elimina el riesgo de hernias perineales y tumores en el pene. Un perro esterilizado será menos propenso a vagar por las calles o escapar de casa y correr el riesgo de ser atropellado. También tiene un carácter más estable ya que sus niveles hormonales se mantienen constantes. En general será más longevo y sano.

La esterilización en perros machos incluso ayudará a disminuir la necesidad de marcar el territorio, incluyendo las áreas internas de la casa y disminuye también la agresividad al eliminar la producción de testosterona. Un perro que fue esterilizado joven será mucho más tranquilo dentro y fuera de la casa. No necesitará buscar una pareja, reduciendo riesgos de accidentes en la calle por autos, peleas con otros machos o de extravío.

Mi recomendación es hacerle el procedimiento a tu perro en el mejor lugar posible. Puede ser caro, pero vas a evitar gastos posteriores en caso de una complicación. Infórmate bien antes de realizar la operación, sobre todo acerca de los cuidados que tú deberás darle a tu perro una vez que regrese a casa.

El procedimiento para machos es como sigue: (el procedimiento aquí descrito puede cambiar según necesidades individuales)
Normalmente el veterinario va a pedirte que mantengas a tu perro en un ayuno de 12 horas antes de la operación. Justo antes de la operación se le da un agente pre-anestésico y se le inyecta una anestesia ligera. A continuación se le inserta un tubo, por la tráquea, de anestesia en gas para mantener el nivel necesario durante la cirugía. Una vez que el perro está inconsciente el veterinario o algún enfermero rasura y desinfecta la zona de la incisión. Durante la operación los signos vitales de la mascota son monitoreados y tanto el instrumental como los veterinarios deberán observar una higiene absoluta.

La esterilización de machos (o castración) es un procedimiento sencillo. Se hace una incisión de entre 2 y 4 cm. en la piel frente al escroto, se prensan con tenazas las venas y arterias que alimentan de sangre a los testículos y se suturan permanentemente. Posteriormente se remueven los testículos cortándolos. La incisión se cierra con una sutura. Aunque el perro estará consciente en un par de horas generalmente se quedará toda la noche con el veterinario.

Al regresa a casa te van a recomendar reposo moderado por los próximos 8 a 10 días así como una receta de antibióticos para prevenir cualquier infección. NOTA: No debe existir ningún tipo de descarga de fluidos provenientes de la incisión, de ser así ve de inmediato con tu veterinario. Normalmente los machos pueden salir a caminar con correa, debes evitar correr con ellos o que hagan actividades bruscas ya que pueden abrir las costuras. Si tu perro recién operado debe permanecer solo en casa sin vigilancia, te recomendamos el uso de un cono (o collar isabelino) para evitar que arranque o deshaga las costuras ya que le van a provocar comezón.

En un lapso de 8 a 10 días la incisión deberá estar completamente cerrada y cicatrizada. Las costuras deberán ser removidas por el veterinario a menos de que se disuelvan solas. En este punto deberás llevar a tu perro a una revisión para que sea dado de alta. Normalmente es recomendable llevarlo a otra revisión al año de la operación.

Respuestas a comentarios frecuentes:

  • Pero engordan, ¿no?

No. Los perros esterilizados no suben de peso ni se vuelven flojos mientras no los sobre alimentes y los sigas ejercitando, es decir, no les cambies el régimen de vida ni las costumbres de juego y ejercicio. Recuerda que todos los perros necesitan mucho ejercicio y de manera constante.

  • ¿Les cambia el carácter?

En caso de que haya un cambio será para mejorar. Tu perro será menos agresivo y tendrá una mejor personalidad.

  • Me preocupa que mi perro sea anestesiado.

Es cierto que hay riesgos pero las anestesias usadas por veterinarios están hechas especialmente para perros. Un buen veterinario te va a sugerir hacerle un checkup completo a tu perro antes de cualquier cirugía, aún si se trata de una limpieza dental. Este puede ser un buen parámetro para definir si el lugar donde vas a operarlo es de confiar o no. Muchos veterinarios ya usan equipo especializado como monitores cardíacos y de ritmos respiratorios para segurar el bienestar de tu perro.

Una esterilización es un procedimiento que se realiza una única vez así que sé exigente, no escatimes y asegúrate que sea realizado a la perfección.

Pictures downloaded from Flickr Creative Commons, by Usonian & Janinephoto.

© 2008-2011 Vida de Perros is powered by WordPress